Hermana en Leisele

¡Mi hermana vino a visitarme! (La mayor)

Hermana constructora

Estuvimos construyendo y también fuimos a Brujas y a ver un molino en el propio pueblo donde estábamos.

molino

molino

No solo giran las aspas sino que puede girar sobre su eje vertical para recibir el viento por donde venga. A sus 200 años.

 

banco

Los bancos en Leisele.

Anuncios

. COB

En este interesante proyecto estuve algo más de 3 semanas ayudando junto con Elery y Martin.

empezando con COB

Por dentro se veía así

interior COB

Está hecha con COB para lo que mezclábamos 3 partes de arena por 2 de tierra arcillosa. Y paja. Obtienes una gran masa que luego subes al muro en cubos y formas una estructura monolítica. Muy resistente.

cob

Para mezclarlo todo lo echas sobre un plástico y lo pisas. Le vas dando la vuelta y vas bailando. Unas 5 veces al día entre tres personas. En tres semanas hicimos los muros y las ventanas.

ventanas cob

El dueño es carpintero por lo que fue bastante fácil hacer los marcos y dinteles.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El muro se protege levantándolo del suelo mediante piedras y dándole una capa final con cal.

Un fin de semana fuimos a hacer acabados en otro sitio, donde tenían un gran banco hecho en cob, con una chimenea que lo atravesaba para calentarlo.

otro proy

Era demasiado largo, por lo que no tiraba. Harán otra chimenea que salga antes.

También había un baño en madera muy interesante. Aunque a alguna le asustó.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Dicho carpintero ganó un concurso gracias a esta patata gigante. Para sentarse. O tumbarse.

patatas

Guitarristas en Stekene

Tras tocar Jasco en la casa de mis anfitriones en Stekene Carl, gran aficionado a Sepultura, empezó a enseñarme un montón de guitarristas que no conocía. A cada cual mejor:

. Leo Kottke, impresionante lo que hace este hombre con solamente 2 manos.

. Tommy Emmanuel, nada como escuchar a un flipao para que piensas que te queda todavía muchísimo por aprender.

. Chet Atkins, éste un poco más repeinado.

. Me preguntó si sabía tocar este tema de los Zeppelin. Ni siquiera lo conocía.

. Y terminamos con los impresionantes Rodrigo y Gabriela. No me los podía sacar de la cabeza.

 

 

Niña en Guilmi

Llegué a Guilmi, y conocí a ls helpxers Jana, Grace y Andrea, a nuestros anfitriones Mónica y Roberto, y a su hija Misia.

Su hija no paraba de mirarme, muy seria. Yo intentaba hablarle para que cogiera confianza conmigo pero no funcionaba.

Cogí una guitarra y empecé a tocar. Cuando terminaba de tocar alguna canción Misia me decía “Its (mi nombre), ancora! (más!)”. Y yo seguía tocando.

Misia

Nos despedimos con un abrazo y un beso.

Niños y más niños en Templin

Un día, en Templin con la familia que tenía 7 hijos y 1 hija, el padre de familia me ofreció ir con él y 2 de sus hijos, los pequeños, a recoger cerezas.

Nos fuimos con su camión, 2 escaleras y unos cuantos botes de plástico para recogerlas.

Los niños no paraban de hablarme en alemán y aunque su padre les decía que yo no hablaba el idioma ellos seguían intentándolo.

Pues vino su mujer con el siguiente hijo en cuanto a edad a por el marido pues unos polacos amigos suyos habían venido y querían verle. Por lo tanto me dejaron a mí a cargo de los hijos.

A los 5 minutos había uno subido a un cerezo, otro a la escalera más alta, puesta sobre la bandeja trasera del camión, y al más pequeño sobre la parte superior de la grúa que llevaba el camión. Menos mal que son chicos de campo y eso es a lo que están acostumbrados.

Pues los 2 pequeños se pelearon, y un chico empezó a irse. Yo le gritaba que viniera, en inglés, pero nada (claro). Así que me fui a por él. Él empezó a correr, yo también… Total, que al final le tuve que coger y llevármelo al camión mientras daba patadas al aire e intentaba ir a casa a pata a través de los campos de cultivo.

Al final le dejé, se fue andando, cogí el camión y a casa.

El niño llegó a los 10-15 minutos, sin querer mirarme, avergonzado. Le dije que si quería venirse a bañar al lago y me dijo que no.

Niño

Me fui con el hermano con el que había estado peleado a bañarme al lago.Me siguió hablando en alemán.

Yo le hablaba en inglés y español, para que viese que no hablaba. Se dio cuenta de que no sabía hablar alemán.

Así que me dijo algo y movió la cabeza de arriba hacia abajo y me dijo otra cosa y la movió en horizontal. Es decir, que a sus preguntas en alemán las podía responder diciendo sí o no con la cabeza.

Sabía que yo no hablaba, pero no comprendía cómo es que yo no podía entenderle.

Lago en Templin

Niñita en Mola di Bari

No hablaré de la fantástica hija de Andrea y Ángela, Fara, sino de su gran amiga Maria Sole.

Cuando me presentaron a los padres de la escuela libertaria (de la escuela de paja que ayudé a “entonacar”) hubo una niña que me saludó y se me quedó mirando con sus grandes ojos… digamos que azules.

Unos días después, en una reunión de padres y madres de la escuela, esta niñita me vio de lejos, se acercó corriendo, me dio un beso y se fue. Me miró de lejos avergonzada y salió corriendo.

Creo que la sonrisa no se me acaba de borrar.

Carro

Niño (otro diferente) en Ciumara Ranni

Estando yo en el mismo sitio, en el sofá, tras la comida un niño empezó a jugar conmigo (o contra mí?). Estaba hablando todo el rato italiano y yo de vez en cuando asentía y sonreía. Por aquel entonces no entendía mucho, y prácticamente nada a un niño excitado que está jugando a naves que se disparaban, se enganchaban al planeta (creo que yo era el planeta) y se desenganchaban con una cuerda.

Es curioso cómo un chico de campo no necesita nada para pasárselo en grande. Ni siquiera que entiendan lo que dicen.

Con gestos se entiende la gente.

Su madre se reía cada vez que me veía asentir después de que su hijo me decía algo.